Brindemos con café caraqueño, sembrado, cosechado y preparado en las faldas de El Ávila

Con el método desarrollado en las Antillas Francesas, en el valle de Caracas  se lograron los primeros 50 mil arbustos de café que rindieron una copiosa cosecha de la aromática bebida

Cuéntame

Hacienda Baldín 1929. Archivo de Ricardo Guinand
Hacienda Baldín 1929. Archivo de Ricardo Guinand

Para brindar por primera vez con una taza de café en el valle de Caracas, se realizó una linda celebración en la Hacienda Blandín cercana al pueblo de Chacao

La introducción y cultivo del árbol de café en el valle de Caracas se remonta a 1783. En las  estancias de Chacao  llamadas Blandín, San Felipe y la Floresta, que pertenecieron a Bartolomé  Blandín, músico y agricultor,  al Padre Sojo, tío abuelo de El Libertador, y al  Presbítero Mohedano, cura de Chacao.

Reunidos, entonces, los tres formaron semilleros, según el método desarrollado en las Antillas Francesas y lograron 50 mil arbustos de café que rindieron una copiosa cosecha de la aromática bebida.

La Hacienda Blandín se mantuvo intacta hasta 1929
La Hacienda Blandín se mantuvo intacta hasta 1929

Hagamos una gran fiesta, organicemos a los muchachos y muchachas de la escuela de música y acá mismo, en las faldas de ese bello cerro brindaremos por primera vez con café en Caracas–, exclamó Bartolomé Blandín.

Hacienda Blandín, 1929. Hoy sólo queda con ese nombre la avenida Blandín en La Castellana. Terrenos que pertenecieron a Bartolomé Blandín
Hacienda Blandín, 1929. Hoy sólo queda con ese nombre la avenida Blandín en La Castellana. Terrenos que pertenecieron a Bartolomé Blandín

Correspondió al Padre Sojo organizar todo lo relacionado con la música. La selección no se hizo esperar acorde con los tiempos.

Piezas de Mozart, Bethoven y Hyden, fueron las primeras partituras clásicas que retumbaron en el valle de Caracas a los pies del Wariara Repano, para la fecha ya rebautizado por las autoridades coloniales como Cerro El Ávila.

Cuando llegó el momento de servir el café, después de disfrutar de la música y de un suculento almuerzo, el centenar de invitados se acercaron a la mesa en el momento en que la primera cafetera vaciaba en una fina taza de porcelana que degusta El padre Mohedano, por su condición de cura de Chacao, fue el primero de degustar la primera taza de café con granos cosechados en Caracas.

Entusiasmados los presentes aplaudieron a la espera de sus respectivos turnos de poder saborear el sabroso y ya para la fecha caraqueño café…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s