La Esquina El Chorro o el chorro de la esquina

1870. Esquinas de Traposos a Chorro
1870. Esquinas de Traposos a Chorro

Dos versiones circulan sobre el origen del nombre de la Esquina El Chorro. Una, envuelve la magia de la narración y la creatividad caraqueña. Otra, plantea la lógica urbana de bautizar por sus características geográficas las bendiciones de la tierra

Cuéntame

–¿Y cómo es esto, compai?

–Usted meta la moneda por esa ranura, y depués Agustinillo desde adentro afloja el chorro.

Durante la guerra de la independencia, había dos hermanos llamados Agustín y Juan Pérez, mejor conocidos como Agustinillo y Juan y Medio.

Estos hermanos eran originarios de las Islas Canarias, y por si fuera poco, realistas y reaccionarios como ellos solos.  Vivían en una casa situada muy cerca de la casa del Libertador.

Allí tuvieron la brillante idea de preparar y vender una bebida muy caraqueña llamada “guarapo”.  Hecha con azúcar morena, agua limón o algún otro sabor.

Hay quienes aseguran que Agustín Pérez aprendió la receta de su paisano José de Jesús, el más prestigioso guarapero que tenía la Caracas colonial en el mercado de la Plaza de Armas.

–Conchale, qué calorón…

–Vengase, vamos a refrescarnos  donde el Rey  del Guarapo…

Para el año de 1812,  Agustín era conocido como el “Rey de los Guaraperos”, la famosa bebida nacional tan solicitada por los venezolanos de aquellos tiempos.

La Esquina El Chorro
Años 1950, La Esquina El Chorro

Para evitar el desgaste de la puerta del establecimiento, debido a su gran clientela, Agustín Pérez diseñó un sistema para despachar las bebidas desde el interior de la casa, sin necesidad de que entraran los clientes.

Estaba formada por una serie de grifos en la parte exterior y ranuras para introducir las monedas. Cuando el cliente metía el dinero, Agustín accionaba de una cadena, lo que permitía la salida de un chorro del guarapo seleccionado.

Podríamos decir que esta fue la primera máquina de venta automática en Caracas. De esa manera esta esquina tomo su nombre: La Esquina El Chorro, de un chorro de guarapo.

El chorro no era de guarapo sino de agua

Otra historia o leyenda urbana asegura que la Esquina del Chorro debe su nombre al chorro que caía de ese sitio a un barranco que iba a dar a La Hollada.

 El chorro era de agua de la acequia y pasaba por los solares del convento de San Jacinto.

Los derechos a dicho recurso natural fueron asignados en 1622 a los solares (parcelas o terrenos) del camino. Así,  por el sureste correspondió a los terrenos pertenecientes a Martín Gillen;  por el suroeste le tocó a la propiedades de Antonio Rodríguez Zapata; en el noreste fue favorecido Hernando Farfán de los Godos, y el solar noroeste pertenecía, por supuesto,  al Convento de San Jacinto.

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “La Esquina El Chorro o el chorro de la esquina

  1. Lastima que los terrofagos están destruyendo el antiguo Tañeateo París que no entro en los programas de remodelación de los teatros quien firmó su demolición si se solicitó un amparo en Fundapatrimonio ; Que dicen Daniel Aponte jefe de Caracas; Jorge Rodiguez Alcalde y Jacklin Farías todos ellos al frente de Instituciones que deberían preservar nuestro patrimonio histórico y espacio vital para nuestra comunidad de La Campiña en Caracas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s