En la Esquina El Muerto habló y los hizo correr

Esquina El Muerto Imagen de Alfredo Cortina 1950-1953
Esquina El Muerto Imagen de Alfredo Cortina 1950-1953

La Guerra Federal, guerra de los cinco años o guerra larga, tuvo lugar en Venezuela entre los años 1859 y 1863. El motivo principal fue la lucha entre dos tendencias políticas definidas: federalismo y centralismo. Esta disputa por la adopción de uno u otro sistema de gobierno envolvió a Venezuela en un nuevo período de lucha armada e inestabilidad política de enormes consecuencias políticas, sociales y económicas para el destino de la Nación. No obstante, dejó una amplia recopilación para la reseña de breves momentos de grandes historias

Cuéntame

–No muchacha, cierra esa ventana, mijita. ¿Tú estás loca?—La experiencia del abuelo aconsejaba a la nieta.

–Es que quiero ver–, respondía la muchacha, mientras abría la hoja de madera colonial del ventanal.

–Ni ver ni mirar ni nada. Aquí nos quedamos como muertos.

–¿Y los de la calle?

–Esos también…

Ermita de San Pablo Ermitaño pocos años antes de su demolición
Ermita de San Pablo Ermitaño pocos años antes de su demolición

Durante la llamada Guerra de los Cinco Años, entre centrales y  federales, que tuvo entre sus batallas como lugar de enfrentamiento  la Plaza San Pablo y sus alrededores, lo cual dio origen a la histórica Sampablera caraqueña,   implicó un número considerable de muertos y heridos, pero sobre todo del grupo que se atrincheraba en San Pablo.

Esquina El Muerto, años 30, Parroquia Santa Rosalia. Foto Alfredo Cortina
Esquina El Muerto, años 30, Parroquia Santa Rosalia. Foto Alfredo Cortina

–¡Por favor, ábrame, compatriota estoy herido..!

–¡Shiiiiiitoooo…no abra! Uno no sabe, ¡pa’ que se meten en vainas..!

–Pero abuelo, el hombre está mal ¿No lo oyes?

Las personas que no estaban involucradas y que vivían en los alrededores de las calles donde se realizaban los combates, cerraron puertas y ventanas y no asomaban ni las narices. Por lo que la mayoría de los heridos morían por falta de atención.

La Plaza de San Pablo, ya con el teatro Guzmán Blanco y la estatua de Monagas
La Plaza de San Pablo, ya con el teatro Guzmán Blanco y la estatua de Monagas

Luego terminados los enfrentamientos y controlada la situación en Caracas nuevamente por  el Gobierno de Julián Crespo, pasaba un grupo de camilleros a bordo de unos carruajes recogiendo los cadáveres para darles santa sepultura.

–Agárralo por los brazos, que yo lo jalo por los pies y al hueco.— Eran órdenes expresas de los altos mandos militares.

–Ayyyyy…no….me lleven a la tumba que todavía estoy vivo…–, el rezongo del Comandante consiguió eco en el hombre que trataban de montar en el carruaje repleto de cadáveres.

–¡Uyyy, mi madre. Este revivió…suéltalo..!

–¡No corran… Ayúdenme..!

Los camilleros dejaron caer al pobre hombre mal herido y salieron despavoridos, como alma que mira al diablo.

Desde ese día, una mañana de agosto de 1859, aquel preciso lugar en el que fue dejado caer y a su suerte aquel  maltrecho opositor al Gobierno de Julián Castro, se conoce como la Esquina El Muerto.

Esquina El Muerto
Esquina El Muerto
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s