Palacio de Miraflores, las sombras de la corrupción

Palacio de Miraflores de Caracas, adquirido en 1930 para residencia presidencial
Palacio de Miraflores de Caracas, adquirido en 1930 para residencia presidencial

El Palacio de Miraflores sede del Gobierno de Venezuela, construido a mediados de los años 1884 durante el mandato del presidente Joaquín Crespo, guarda entre sus paredes más de cien años de historias y también de los secretos del cómo se financió para la época tan majestuosa obra

Cuéntame

–Vea usted misia Jacinta, yo mudo el despacho para acá. Esta casa es más segura. Y como Presidente del país necesito seguridad y tranquilidad

–Bienvenido, Presidente Castro, ¿pero usted me irá a pagar alguito por trabajar aquí?

DOÑA JACINTA PAREJO DE CRESPO. Pertenecía a una humilde familia de la población de Parapara, en el Estado Guárico. En el año 1864 después de quedar viuda de unas primeras nupcias, contrajo matrimonio con el entonces coronel, Joaquín Crespo, quien llegaría a ser uno de los más importantes caudillos de la Venezuela del siglo XIX y quien, además, sería Presidente de la República en dos ocasiones. La confianza que Crespo le profesaba, incluso a la hora de tomar las más importantes decisiones en su vida política- se debía a que “Misia Jacinta” poseía una gran habilidad para los negocios y una innegable astucia para los asuntos políticos. Por esta razón se dice que en las dos oportunidades en que fue Primera Dama de la República tuvo participación directa en las funciones destinadas al Presidente. Para el momento de su muerte, en abril de 1914, Jacinta Parejo de Crespo contaba con el afecto de todos los grupos sociales y como muestra de respeto, el Gobierno se hizo cargo de sus exequias.
DOÑA JACINTA PAREJO DE CRESPO. Pertenecía a una humilde familia de la población de Parapara, en el Estado Guárico. En el año 1864 después de quedar viuda de unas primeras nupcias, contrajo matrimonio con el entonces coronel, Joaquín Crespo, quien llegaría a ser uno de los más importantes caudillos de la Venezuela del siglo XIX y quien, además, sería Presidente de la República en dos ocasiones. La confianza que Crespo le profesaba, incluso a la hora de tomar las más importantes decisiones en su vida política- se debía a que “Misia Jacinta” poseía una gran habilidad para los negocios y una innegable astucia para los asuntos políticos. Por esta razón se dice que en las dos oportunidades en que fue Primera Dama de la República tuvo participación directa en las funciones destinadas al Presidente. Para el momento de su muerte, en abril de 1914, Jacinta Parejo de Crespo contaba con el afecto de todos los grupos sociales y como muestra de respeto, el Gobierno se hizo cargo de sus exequias.

Corría el año de 1900, un sentido temblor hizo que Cipriano Castro, en aquellos años Presidente de la República, saltará por una ventana de la Casa Amarilla, residencia presidencial de entonces, para caer en plena calle.

La Casa Amarilla data del siglo XVII. Desde uno de sus balcones Emparan, gobernador de la Provincia recibe el 19 de abril el rechazo del pueblo reunido en la Plaza Mayor y desde otro de sus balcones, Cipriano Castro saltó a la calles agarrado de una sombrilla en 1900, cuando un fuerte sismo sacudió a Caracas
La Casa Amarilla data del siglo XVII. Desde uno de sus balcones Emparan, gobernador de la Provincia recibe el 19 de abril el rechazo del pueblo reunido en la Plaza Mayor y desde otro de sus balcones, Cipriano Castro saltó a la calles agarrado de una sombrilla en 1900, cuando un fuerte sismo sacudió a Caracas

Las consecuencias no se hicieron esperar, El Cabito se hirió en una pierna y ese mismo día se instaló en Miraflores.

Como consecuencias del terremoto de 1900, varias edificaciones en Caracas fueron afectadas
Como consecuencias del terremoto de 1900, varias edificaciones en Caracas fueron afectadas

El general Joaquín Crespo fue Presidente de Venezuela en dos oportunidades. Durante su primer paso por el poder, en 1884, inició en el sitio conocido como La Trilla la construcción de una casa familiar. Es lo que todos conocemos como Miraflores.

intura de Arturo Faldi que muestra a Joaquín Crespo y detrás las obras realizadas en su gobierno tales como el tren, las industrias y el tendido eléctrico de la planta hidroeléctrica ubicada en el Rio Guaire.
Pintura de Arturo Faldi que muestra a Joaquín Crespo y detrás las obras realizadas en su gobierno tales como el tren, las industrias y el tendido eléctrico de la planta hidroeléctrica ubicada en el Rio Guaire.

–¡Caray, me quedé sin churupos! Ya no soy Presidente.

Pero Crespo, encabezando la llamada revolución legalista, volvió al poder en 1892. Y entonces sí pudo concluir su obra soñada: Miraflores.

Detalle del frente Oeste del Palacio de Miraflores a comienzos del siglo XX y hermosa postal que permite apreciar el ángulo Suroeste del Palacio de Misia Jacinta, En ese ángulo Suroeste del Palacio de Misia Jacinta, se observa la esquina en la que se destaca la reja ornamental varios de cuyos segmentos fueron reintalados en 1976 en el Museo del Transporte. el vehículo es un Cadillac
Detalle del frente Oeste del Palacio de Miraflores a comienzos del siglo XX y hermosa postal que permite apreciar el ángulo Suroeste del Palacio de Misia Jacinta, En ese ángulo Suroeste del Palacio de Misia Jacinta, se observa la esquina en la que se destaca la reja ornamental varios de cuyos segmentos fueron reintalados en 1976 en el Museo del Transporte. el vehículo es un Cadillac

Se trató de la mansión más costosa, edificada en el país para residencia privada. Joaquín Crespo, ante los rumores y comentarios sobre el costo de la obra, mandó a quemar las cuentas relacionadas con los gastos de la construcción.

reja_foto_2

La sabiduría popular refiere que la lujosa casa fue financiada con dinero del Estado.

Palacio de Miraflores en su segunda etapa de construcción
Palacio de Miraflores en su segunda etapa de construcción

Sin embargo, Crespo no llegó a vivir en Miraflores murió un poco antes de que estuviera terminada. Allí vivieron su viuda e hijos hasta 1911, cuando por órdenes del Juan Vicente Gómez, Miraflores fue rematada y adquirida por el General Félix Galavís, quien ese mismo año la vendió a la nación, pasando a ser la residencia de los presidentes de Venezuela. La compró barata y la vendió cara.

1902, Interior del Palacio de Miraflores. El lujo de esta mansión contrastaba con la gravísima situación económica del país, a punto de ser invadido por falta de pago de sus deudas.
1902, Interior del Palacio de Miraflores. El lujo de esta mansión contrastaba con la gravísima situación económica del país, a punto de ser invadido por falta de pago de sus deudas. Pueden apreciarse lujosas lámparas de techo, esculturas y puertas adornadas y hasta un recipiente de comida de alguna mascota.

-Mire, mi General Gómez, el presidente Castro nunca pagó ni un centavo de alquiler mientras vivió aquí ¿Qué le parece?

Villa Zoila, casa de Cipriano Castro en El Paraíso, Caracas. Detrás de esta casa queda la Casa de su compadre Juan Vicente Gómez, quien también se construyó una mansión
Villa Zoila, casa de Cipriano Castro en El Paraíso, Caracas. Detrás de esta casa quedaba la casa de su compadre Juan Vicente Gómez, quien también se construyó una mansión

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s