Un breve paseo por aquella Caracas de 5 Estrellas

Caracas siempre fue, ha sido y esperemos que siga siendo, una ciudad hospitalaria. No sólo por lo amable y alegre de su gente, sino además por haber contado siempre con lugares apropiados para recibir a sus visitantes, del extranjero y del resto del país. Una interesante crónica  de Nikolajs Sidorkovs, arquitecto (Universidad Central de Venezuela, 1971), diseñador gráfico, especializado en arquitectura interior, hotelería y museística, nos invita a un interesante de la ciudad que se niega a morir

Cuéntame

Esquina de las Monjas Caracas,1933
Esquina de las Monjas Caracas,1933

HOTEL SAINT AMAND. Monjas a San Francisco

Dos militares estadounidenses estuvieron en Caracas en 1857, y el relato de su estadía fue publicado en la revista “Harper’s New Monthly Magazine” y este artículo a su vez fue publicado en el diario La Esfera el 3 de enero de 1942.

En la mención del hospedaje relatan: “…frente a nuestra posada están las altas paredes de un convento, que la Revolución y el terremoto parecen que han respetado; hay aquí unas sesenta monjas venerables que ocupan esta manzana principal de la ciudad”.

Es el terreno en el cual Antonio Guzmán Blanco erigió el Congreso Nacional entre 1870 y 1877. Es de suponer que esta posada sería la más digna de la ciudad, que posiblemente en el curso del tiempo se transformó en el Hotel Saint Amand.

GRAN HOTEL. Bolsa a Mercaderes

El Gran Hotel fue fundado por  Juan Rodríguez Cordero en 1909, año en el cual comenzó el régimen del General Juan Vicente Gómez. Ubicado entre las esquinas de Bolsa a Mercaderes, en el mismo inmueble que durante mucho tiempo ocupó la afamada posada “El León de Oro” de los hermanos Delfino (según Guillermo José Schael).

Fachada del Gran Hotel, Caracas
Fachada del Gran Hotel, Caracas

Su decisión obedeció a la buena perspectiva que constituía para tal tipo de negocios: la celebración del Centenario de la Independencia y al hecho que antes había sido gerente del conocido Hotel Klindt.

patiograndhotel

En El Cojo Ilustrado, de 1911 y 1912 aparecen con frecuencia avisos como el que sigue: este establecimiento –el Gran Hotel de Caracas- ha sido remodernizado notablemente al estilo europeo con piezas empetatadas y empapeladas (acabados de pisos y paredes) con zócalos al óleo, alumbrado eléctrico y muebles a todo lujo. Entre estas piezas hay las de primera para las personas que deseen tener el confort de los grandes hoteles de Europa, con un salón recibo alfombrado, su baño, water closet y un bidet. Varias fotografías de los salones, las habitaciones, la cocina y el personal formaban también parte de estos anuncios. Ellos permitían apreciar el ambiente y la importante posición que ocupó, sin duda, en la vieja Caracas.

Huéspedes importantes del Gran Hotel fueron, entre otros, el barítono Tita Ruffo, Alexander Graham Bell (inventor del teléfono) y la gran bailarina Anna Pavlova.

El Teatro Ávila se encuentra en la Avenida Sur 4 en Esquina Esquina Bolsa y Mercaderes en el distrito central de Caracas era un cine importante desde que se abrió el 24 de febrero de 1939, con Louis Rainer en
El Teatro Ávila se encuentra en la Avenida Sur 4 en Esquina Esquina Bolsa y Mercaderes en el distrito central de Caracas era un cine importante desde que se abrió el 24 de febrero de 1939, con Louis Rainer en “El gran vals”. Se proporcionó asientos para 1.290 y el edificio de estilo Art Deco fue diseñado por el arquitecto Rafael Bergamín.

El terreno el Gran Hotel posteriormente fue ocupado en 1939 por el Teatro Ávila, proyecto del arquitecto Rafael Bergamín.

HOTEL KLINDT, en la esquina La Marrón

De este hotel poco se conoce. Solo que funcionó en la esquina La Marrón, cuyo gerente, como se apuntó antes, fue Juan Rodríguez Cordero.

El Hotel Klindt, en la Esquina La Marrón, tuvo la ventaja de tener muy cerca la Estación de Ferrocarril Central
El Hotel Klindt, en la Esquina La Marrón, tuvo la ventaja de tener muy cerca la Estación de Ferrocarril Central

HOTEL KLINDT, en la esquina La Torre, Plaza Bolívar

El Hotel Klindt se mudó al edificio Washington en la esquina de La Torre en la Plaza Bolívar.

1909. El Hotel Klindt en su promoción se ofrecía de la siguiente manera:
1909. El Hotel Klindt en su promoción se ofrecía de la siguiente manera: “Situado en la parte más céntrica de Caracas, frente a la Plaza Bolívar. El más Aristocrático de los hoteles…El único que no ha cambiado de dueño en sus 25 años de fundado. Habitaciones cómodas, lujosamente amuebladas y de un aseo perfecto.

HOTEL MAJESTIC, Plaza Jose Gregorio Monagas

En las proximidades de 1930, en vista de la escasez de hospedaje de categoría existente en Caracas, y ante la perspectiva que la ciudad recibiría un crecido número de delegados y visitantes extranjeros, con motivo de la Conmemoración del Centenario de la muerte del Libertador, el señor Eloy M. Pérez decidió construir un hotel que llamó Majestic.

Una bonita foto de la fachada del Hotel Majetic, en la Caracas de los años 40
Una bonita foto de la fachada del Hotel Majetic, en la Caracas de los años 40

Durante todo este tiempo celebrativo, el Majestic alojó a todas estas personalidades, y fue el lugar escogido para la celebración de suntuosas recepciones diplomáticas.

Hotel Majestic Ningún lugar se puede desarrollar sino cuenta con el edificio en el cual se alojarán las personas que vienen a desarrollarlo. Años 30
Hotel Majestic Ningún lugar se puede desarrollar sino cuenta con el edificio en el cual se alojarán las personas que vienen a desarrollarlo. Años 30

Diseñado en parte por el arquitecto catalán Marcelino Mari, fue terminado por el arquitecto español Manuel Mujica Millán, y construido en la Plaza Monagas, frente al Teatro Municipal, configurando con el semicírculo de sus columnas neoclásicas, un espacio urbano muy particular, en cuyo centro estaba la estatua de José Gregorio Monagas (el presidente que en 1853 decreto el final de la esclavitud en Venezuela).

Hotel Majestic, se anunciaba como el más céntrico de Caracas
Hotel Majestic, se anunciaba como el más céntrico de Caracas. Años 30

El Hotel Majestic fue inaugurado al público el 30 de diciembre de 1930, convirtiéndose en el punto neural de aquella Caracas que circulaba en los alrededores de la Plaza Bolívar.

Con los años, el Majestic se convirtió en sitio de referencia del baile y la diversión nocturna caraqueña
Con los años, el Majestic se convirtió en sitio de referencia del baile y la diversión nocturna caraqueña

Demás está decir que entre sus ilustres huéspedes figuraron los toreros Belmonte y Manolete, los artistas del Metropolitan Opera House de Nueva York, y tal vez, el más célebre de todos, Carlos Gardel en 1935.

HOTEL AVILA, San Bernardino

“Fue así, como Nelson Rockefeller con un grupo de amigos y asociados fundó en 1940 la Compañía de Fomento Venezolana reuniendo 3 millones de dólares de capital inicial, del que su familia aportó un tercio, el otro tercio los socios venezolanos (entre los cuales estaban los Vollmer y los Boulton), y al resto de las compañías petroleras, se lee en los Rockefeller.

Hotel Ávila, San Bernardino, Caracas, 1949
Hotel Ávila, San Bernardino, Caracas, 1949

El proyecto piloto de la compañía resultó ser el Hotel Ávila, inaugurado el 11 de agosto de 1942.

Aquí se nota que algo inusual se estaba gestando en San Bernardino, primera urbanización residencial, con casas individuales en medio de jardines, creada en las “afueras” e inmediaciones del final de Caracas.

Con materiales de primera y diseños sobrios se construyó el Hotel Ávila
Con materiales de primera y diseños sobrios se construyó el Hotel Ávila de San Bernardino

El hecho de Nelson Rockefeller concebir un hotel de lujo para los visitantes estadounidenses y por ende europeos, y encargar su diseño al arquitecto de su familia, Wallace Harrison (Lincoln Center New York 1963/1968) significaba un gran cambio en Caracas, ya que hasta esa fecha la vida comercial y social de Caracas giraba alrededor de la Plaza Bolívar, y el hotel de lujo era el Majestic (1930) ubicado enfrente del Teatro Municipal”.

Entre los caraqueños aún retumba y se utiliza la frase del lujoso hotel:
Entre los caraqueños aún retumba y se utiliza la frase del lujoso hotel: ” En el Ávila es la cosa”

El TIEMPO de la americanización hotelera

Hotel Waldorf, al estilo Art Deco, entre las parroquias Candelaria y San Bernardino, Caracas
Hotel Waldorf, al estilo Art Deco, entre las parroquias Candelaria y San Bernardino, Caracas

HOTEL WALDORF. San Bernandino (1944)

El Hotel Potomac, en San Bernardino, estos espacios son ocupados actualmente por un Gama Express
El Hotel Potomac, en San Bernardino, estos espacios son ocupados actualmente por un Gama Express

HOTEL POTOMAC. San Bernardino (1948)

Hotel Astor, San Bernardino
Hotel Astor, San Bernardino

HOTEL ASTOR. San Bernardino (1950)

Esto, a su vez, generó la aparición de una serie de hoteles, que sin serle competencia al Ávila, eran hoteles comerciales de primera, que significativamente se les iban otorgando nombres altamente de atracción comercial, tales como “Waldorf” de 1944, dos cuadras al sur de la Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica, “Potomac” (río que atraviesa Washington DC) de 1948 que introdujo el concepto de “bar americano” y fue residencia de la Gran Compañía Italiana de Opera de Pietro Milana en 1961 y en 1963 hospedó a la estrella de futbol: Alfredo Di Stefano (quien fuera secuestrado en él), que se erigió dos cuadras al sur de la Shell, y el “Astor” de 1950 en la plaza La Estrella.

f9b-sidorkovs-hotel-waldorf

Complementando la aparición de estos nuevos hoteles, también aparecieron tres famosas Fuentes de Soda, estas eran lugares informales para reunirse y tomar, escuchando música, a veces de rocolas.

Años 50. Av. Vollmer. San Bernardino. Caracas
Del lado derecho de la gráfica, se aprecia el gran toldo de la fuente de soda “El Pacífico”, cuya decoración interna simulaba el salón de un barco. Años 50. Avenida Vollmer. San Bernardino. Caracas

En la plaza Rubén Darío, a la izquierda de la entrada del Bulevar Vollmer, la Pacífico con un aviso en bombillos en dos tonos de azul imitando cielo y mar, fue muy famosa; la del Hotel Potomac, y en la calle El Ávila, antes del cruce con la El Parque, la Haya, que tuvo sus “hermanas”, una El Campo, frente al Coney Island en Los Palos Grandes, y la otra en Bello Monte.

Hotel Potomac contó con una fuente de soda muy concurrida y visitada por los caraqueños
Hotel Potomac contó con una fuente de soda muy concurrida y visitada por los caraqueños

El Centro se resiste en el TIEMPO

HOTEL EL CONDE,  Esquina El Conde

ublicidad del Hotel El Conde. Caracas. Entre otras instalaciones, este hotel alojaba oficinas de la aerolínea AVENSA. Años 50s
ublicidad del Hotel El Conde. Caracas. Entre otras instalaciones, este hotel alojaba oficinas de la aerolínea AVENSA. Años 50s

Pero ante esta americanización, el 1 noviembre de 1948, en la esquina El Conde, a una cuadra de la Plaza Bolívar abre sus puertas este hotel, que en alguna forma es equivalente a los hoteles “americanos” de San Bernardino.

La publicidad de la época colocaba al
La publicidad de la época colocaba al “Hotel El Conde”, como el más suntuoso e imponente de Caracas, en contrapelo con los hoteles de San Bernardino

Este hotel en el tiempo tuvo un evento genial: el 29 de noviembre de 1957. Eran los tiempos en los cuales en Caracas, tanto en el Hotel Tamanaco, así como los cines Lido de El Rosal y el Broadway de Chacaíto no se admitían personas de raza negra.

El archifamoso jazzista Louis Armstrong llegó al Hotel Tamanaco, y al hacer su “check in” fue notificado que el hotel estaba lleno. En realidad fue víctima del racismo de los dueños del hotel. En la gráfica del
El archifamoso jazzista Louis Armstrong llegó al Hotel Tamanaco, y al hacer su “check in” fue notificado que el hotel estaba lleno. En realidad fue víctima del racismo de los dueños del hotel. En la gráfica del “Gordo” Pérez, publicada en El Nacional, “Satchmo” en plena actuación

Ante este bochornoso racismo impuesto evidentemente por los estadounidenses en un país en el que predominaban los mestizos y los mulatos, alguien tuvo la idea de trasladar a “Satchmo” al Hotel El Conde, en el cual fue el reverso de la moneda, considerándolo Huésped de Honor, ya que en ese tiempo ya era una figura legendaria, le dieron la Suite Presidencial.

Fue tan relevante este tratamiento, que cuando Armstrong regresó a principios de los años sesenta, una vez cambiado el Gobierno, en lugar del Hotel Tamanaco previsto fue directamente a Hotel El Conde.

Compañía Teatro Griego del Pireo, hospedado en el Hotel El Conde. 1965. Foto Nikolajs Sidorkovs
Compañía Teatro Griego del Pireo, hospedado en el Hotel El Conde. 1965. Foto Nikolajs Sidorkovs

En el Hotel El Conde también en octubre de 1965 se hospedó la compañía “Teatro Griego del Pireo” con su gran actriz Aspasia Papathanassiou, que interpretó en griego los dramas de “Electra” y “Medea” en el Aula Magna de la UCV.

Nace el TIEMPO hotelero del Este

Este puente unió a la hacienda Las Mercedes con la Hacienda Chacaito, separadas por el Río Guaire
Este puente unió a la hacienda Las Mercedes con la Hacienda Chacaito, separadas por el Río Guaire

HOTEL TAMANACO, Las Mercedes

El Hotel Tamanaco en todo su esplendor recién construido
El Hotel Tamanaco en todo su esplendor recién construido

La línea aérea estadounidense Pan American Airways, a través de su fundador, Juan Trippe, estableció la Intercontinental de Hoteles, para abrir un “Hotel Americano” en cada ciudad en la que llegaba esta línea aérea.

La idea fue incentivar a los “gringos” a viajar después de Segunda Guerra Mundial asegurándoles que serían atendidos en inglés, y que comerían su comida “gringa”, y así mismo su hamburguesa y su Coca Cola. También para aquellos con espíritu aventurero, en cada hotel habría la posibilidad de degustar un plato nativo.

El primer hotel fue en Belém de Pará, Brasil en 1946. Y el 2 de diciembre de 1953, con la presencia del Coronel Marcos Pérez Jiménez, se abría en Caracas el Hotel Tamanaco, en un proyecto de los arquitectos Holabird, Root y Burgee, con la asistencia de Gustavo Guinand, crearon una colina “arquitectónica” en la colina al final de Las Mercedes.

El Tamanaco dio a la hotelería caraquela todo el colorido del hospedaje intercontinental
El Tamanaco dio a la hotelería caraquela todo el colorido del hospedaje intercontinental

De más está señalar, que con el advenimiento del Este, el Hotel Tamanaco se volvió El Punto. El plato nativo para los aventureros gringos era: el Pabellón Criollo.

Este mismo grupo de arquitectos estadounidenses crearon al mismo tiempo y con el mismo propósito, el Hotel del Lago de Maracaibo.

 Un milagro en el TIEMPO del Ávila

HOTEL HUMBOLDT, Cerro El Ávila o Warairarepano

Panorámica aérea del hotel Humboldt. En la pendiente, la cuesta de Galipán
Panorámica aérea del hotel Humboldt. En la pendiente, la cuesta de Galipán

El Arq. Gregory Vertullo en el libro de su coautoría “Hotel Humboldt, Un milagro en El Ávila” cuenta: el proyecto del Teleférico de Caracas se debe al entonces ministro de Obras Públicas, Julio Bacalao Lara, quien convenció a Marcos Pérez Jiménez, presidente de la República, de construir un sistema de transporte aéreo mediante cable, con la finalidad de crear un nuevo espacio de desarrollo turístico que sirviera tanto a la ciudad de Caracas como para el Litoral central.

Tramo entre la estación del Teleférico y el hotel. Este recorrido también se podía hacer en pequeños funiculares que te dejaban en el lobby del hotel. Pocos países en el mundo tienen un hotel como el Humbolt. Lamentablemente, en Venezuela han pesado más las razones políticas que el valor arquitectónico de esta obra
Tramo entre la estación del Teleférico y el hotel. Este recorrido también se podía hacer en pequeños funiculares que te dejaban en el lobby del hotel. Pocos países en el mundo tienen un hotel como el Humboldt. Lamentablemente, en Venezuela han pesado más las razones políticas que el valor arquitectónico de esta obra

Esta idea fue del agrado del presidente, y se amplió rápidamente con la incorporación de una edificación hotelera, gracias a un comentario oportuno que se le atribuye al entonces ministro de Fomento, Silvio Gutiérrez, tal como lo refiere el ingeniero Gustavo Larrazábal, quién tuvo una figuración estelar en la coordinación general de este ambicioso proyecto.

Hotel Humboldt. Vista parcial del lobby
Hotel Humboldt. Vista parcial del lobby, antes de su inauguración

El proyecto del conjunto, impulsado por el gobierno, optó por la contratación del arquitecto Tomás José Sanabria, una decisión que el mismo presidente tomó, luego de conocer que Sanabria fue el autor del edificio de la Electricidad de Caracas en 1954.

El Hotel Humboldt fue inaugurado el 29 diciembre de 1956, y con el paso del tiempo, dado que es propiedad del estado venezolano, ha sufrido los embates del paso de un gobierno a otro. Actualmente el Hotel se encuentra en estado de recuperación total bajo el mando del arquitecto Gregory Vertullo.

En los TIEMPOS del Centro Simón Bolívar

CARACAS HILTON, Plaza Morelos

dottj42zlshzrfwfk6yhiscr-98
En la zona de El Conde, al sur de la avenida México en un tiempo, el Banco Obrero resolvió reurbanizar esa zona, y dedicarla al desarrollo de unidades de vivienda de clase media bajo los criterios de los arquitectos Miguel Menéndez y Mario Bemergui y financiados por el Banco Obrero.

Hotel CARACAS HILTON
Hotel CARACAS HILTON

En 1965 el ingeniero Juan Sánchez Carranza fue designado para gerenciar la reconstrucción del primer edificio de este desarrollo, el E1, en un hotel de primera categoría, para lo cual fue contratada la compañía Díquez, González y Rivas. Después de mucha reconstrucción, nació en1969, el Caracas Hilton, el cual manejado por las expertas manos del Barón Marcos von Nesselhauf, llegó a constituirse en el Gran Hotel de Caracas por muchos años, y sus fiestas de fin de año aún se rememoran entre los afortunados y privilegiados asistentes a ellas.

Arquitecto, Nikolajs Sidorkovs
Arquitecto, Nikolajs Sidorkovs

Nikolajs Sidorkovs
Arquitecto (Universidad Central de Venezuela, 1971). Diseñador gráfico. Especializado en arquitectura interior, hotelería y museística. Profesor de Diseño Arquitectónico y de Historia de la Arquitectura Contemporánea en la Universidad Santa María. Autor del libro Los Cines de Caracas en el Tiempo de los Cines (Armitano Editores, Caracas, 1995) y del libro Bueno…y así fue! (Amazon, 2015). Sus obras han sido reconocidas en bienales de Arquitectura a nivel nacional e internacional.
sidorkovs@gmail.com

Anuncios

3 comentarios sobre “Un breve paseo por aquella Caracas de 5 Estrellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s