La historia del antiguo camino Caracas-La Guaira o Camino de Los Españoles

En una hermosa crónica de Jacinto Ávila con fotos de Carlos Flores, publicada en abril de 1963, nos paseamos por las remembranzas de una época colonialy de un pasado reciente de aquellos senderos que dieron y dan a Caracas personalidad de valle y belleza de ciudad

Cuéntame

El antiguo camino de La Guaira a Caracas tiene una historia tan larga como su destino. En su origen guió los pasos del conquistador hacia el Valle de las Maravillas, y la particularidad que su constructor originario lo recorrió a la inversa. Don Diego de Osorio, fundador de La Guaira, en efecto llega a la rada por tierra y no por mar. Par el año 1595, la ruta seguida por Osorio se convirtió en camino. Así se quedó durante un siglo, como precaria vía entre la rada y el Valle. No fue sino el año 1604, cuando Sancho de Alquiza lo reformó.

El antiguo camino de Caracas a La Guaira, empedrado en el año 1604 por Sancho de Alquiza, en cuya empresa perecieron unos 100 mil indígenas
El antiguo camino de Caracas a La Guaira, empedrado en el año 1604 por Sancho de Alquiza, en cuya empresa perecieron unos 100 mil indígenas

La reforma consistió en su empotramiento. El pavimento de piedras costó el sacrificio de 100 mil indios que murieron en la realización de semejante empresa. Con todo el camino había quedado habilitado no sólo par el transito a pie y a lomo de bestias, sino también para el paso de coches tiros por caballos. De allí que el Valle descubierto por Diego de Losadas, donde fundó la ciudad Santiago León de Caracas, el 25 de julio de 1567, fue meta de los viajeros y comerciantes provenientes de La Guaira.

La torre de vigilancia reconstruida, fue instalada como mirador estratégico para salvaguardar la ciudad de Caracas del ataque de piratas
La torre de vigilancia reconstruida, fue instalada como mirador estratégico para salvaguardar la ciudad de Caracas del ataque de piratas

Para el año 1757, registra en sus apuntes el Comandante Joseph de Matos, existían en el Litoral 17 castillos, construidos para la defensa del Puerto. Posteriormente, se construyeron los “castillitos”, para igual función en la ciudad, cercanos al lugar conocido con la denominación de “Sanchorquis”, muy próximo a las “Bateas” y “Canoas”, sobre “La Puerta” de Caracas. Era el mirador del Valle donde se levantaba  la ciudad que en muchas ocasiones fue tacada por los piratas. Desde allí ejercía vigilancia el centinela que daba la voz de alarma a la pacífica población.

Una vista panorámica de Caracas. El sitio ideal para el descanso y par abstraerse en la contemplación del paisaje avileño
Una vista panorámica de Caracas. El sitio ideal para el descanso y para abstraerse en la contemplación del paisaje avileño

Asimismo ese camino con el devenir de los siglos, fue la ruta que siguieron viajeros ilustres. Alejandro de Humboldt lo calificó de obra extraordinaria.

Ferrocarril Caracas - La Guaira. Túnel Boquerón 1906
Ferrocarril Caracas – La Guaira. Túnel Boquerón, año 1906

Era, por decirlo así, la vía obligatoria de comunicación entre Caracas y La Guaira, hasta el año 1873, en que fue inaugurado el Ferrocarril, en épocas del General Guzmán Blanco.

Los antiguos paseos por el viejo camino de La Guaira eran animados. Este grupo de excursionistas hace un alto para descansar y tomar alimentos
Foto de 1959. Los antiguos paseos por el viejo camino de La Guaira eran animados. Este grupo de excursionistas hace un alto para descansar y tomar alimentos

Otro camino carretero distinto al del cerro que nos ocupa, vino a cobrar auge los primeros lustros del siglo XX. La nueva vía era más plana, pero en ningún momento tuvo las vista tan atractivas que conserva el camino del cerro.

Ferrocarril Caracas - La Guaira. Entrada al Túnel Boquerón 1906
Ferrocarril Caracas – La Guaira. Entrada al Túnel Boquerón 1906

En la época que el Pbro. Santiago F. Machado puso de costumbre las peregrinaciones  hacía Maiquetía, por el mes de febrero, se veía pleno ese camino paralelo por devotos de la Virgen de Lourdes. Costumbre que con los años se perdió.

Foto de 1962. Ya en los años 60 transitaban por el viejo camino o ruta de los españoles, vehículos de doble transmisión
Foto de 1962. Ya en los años 60 transitaban por el viejo camino o ruta de los españoles, vehículos de doble transmisión

No obstante, el antiguo camino de los españoles conserva en muchos trechos, el vestigio de su origen. Existen muchos tramos donde el empedrado se mantiene intacto. Es por lo tanto un paraíso para los excursionistas. Ofrece parajes de ponderada belleza. En su principal tramo de Caracas a Los Castillitos eran muy animadas las tardes sabatinas y las mañanas dominicales por los caraqueños, excursionistas y turistas en general.

Los incendios que se registraban con frecuencia con perjuicio de la flora y la fauna de la zona, obligó a las autoridades respectivas  a tomas medidas en el sentido de evitarlos. En el año 1941, fue necesario construir un cinturón cortafuegos, a lo largo de las faldas del Avila, desde Cotiza hasta Petare.

El Fortín del Ávila, tomando el Camino de los Españoles iniciando en el sector Puerta Caracas
El Fortín del Ávila, tomando el Camino de los Españoles iniciando en el sector Puerta Caracas

El servicio conservacionista del entonces Ministerio de Agricultura y Cría (MAC) estableció desde entonces ciertas limitaciones en el tráfico por el antiguo camino. Se realizó entonces una fuerte campaña de concienciación ciudadana en el sentido de prevenir, cuidar y evitar el fuego. También en esos años se realizó una repoblación forestal, en las estribaciones de Cotiza, Los Venados, el cerro de El Papelón, y otros sitios pintorescos.

En los márgenes del camino que conduce desde Puerta de Caracas a Los Castillitos fueron sembrados muchos bosques “rompimientos” que le dan al lugar singular belleza. Properó la vegetación de plantas de Tharas y Casuarinas, y, si el incendio no se provoca intencionalmente no hay posibilidad de que allí se origine. Sin embargo, esto se podría evitar con la vigilancia que actualmente existe ejercida por la Guardia Forestal.

Valla, puesto de la Guardia Nacional, Camino de Los Españoles
1998. Valla, puesto de la Guardia Nacional, Camino de Los Españoles

Igualmente se han tomado otras previsiones, entre las cuales está la cerca marginal para evitar que los visitantes penetren en la maleza. Además, existen sitios ideales para detenerse en la marcha, bien sea para descansar o para abstraerse con la contemplación del paisaje.

En la actualidad los vehículos de doble transmisión o tracción pueden llegar hasta un punto cercano a Las Bateas, al pie de Los Castillitos. Pero el tráfico más constante es el de recuas que proceden de “Galipán”, y siempre bajan cargadas de flores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s