El tiempo en una botella de Ponche Crema, Caracas del Siglo XX

El primer anuncio del Ponche Crema, que fue creado en 1900 y patentado cuatro años después, se publicó en la revista El Cojo Ilustrado en 1905. Desde entonces, cuatro generaciones han sostenido la fábrica de esta bebida y han mantenido el secreto de la receta que contiene las proporciones exactas de los ingredientes de la bebida caraqueña por excelencia y tan decembrina como la hallaca

Cuéntame

Eliodoro González Poleo, nacido en Guarenas en el año 1871, fue el creador de “Ponche Crema“. Desarrolló todo su potencial e ingenio en la Caracas de principios de siglo XX. Químico, perfumista,   inventor de bebidas, publicista antes de la publicidad, visionario, todas estas maravillas reunidas en un solo hombre.

Muchas personas en Venezuela han intentado emular la elaboración esta bebida en casa usando ingredientes tales como: mezcla instantánea para preparar flan, leche condensada, nuez moscada y ron añejo (o aguardiente llamado "caña clara"). En este caso se hace llamar vulgarmente "leche de burra".
Eliodoro González Poleo (Guarenas, 1871- Caracas, 29 de enero de 1923)

 

Aunque había nacido a pocos kilómetros de la capital, justo después del valle, cuando comienzan las vistas planicies de Guarena, pocos disfrutaban de Caracas con tanta intensidad como Eliodoro. Podía sentir sus lentos pero firmes latidos de pueblo grande destinado, sin saberlo, a ser ciudad metrópoli.

Eliodoro fue el auténtico caraqueño de principio del siglo XX, de buenos modales, buen vestir y de trato respetuoso y córtez
Eliodoro fue el auténtico caraqueño de principio del siglo XX, de buenos modales, buen vestir y de trato respetuoso y córtez

Además, era el perfecto lugar (el único entonces) donde hacer gala de su ejemplar caballerosidad, de su dicción vivaz de caraqueño, a mucha honra.

Paseo por la Plaza Bolívar, las Gradillas, año 1903
Paseo por la Plaza Bolívar, las Gradillas, año 1903

Adoraba pasearse por la Esquina de Gradillas, saludar con una breve inclinación de cabeza a la gente que sabía perfectamente quien era él, mientras pasaba alguna carreta cargada de leche o un “Morgan” último modelo que por sólo 4 mil bolívares podía ofrecerle a los más atrevidos y pudientes, la vertiginosa velocidad de 60 kilómetros por hora.

Caracas, 1911. En la Calle La Estación (Antimano) donde llegaban los tranvías eléctricos provenientes del terminal ubicado en la Plaza Bolívar, Eliodoro González Poleo mandó a pintar un mural con el nombre de su producto bandera: Ponche Crema
Caracas, 1911. En la Calle La Estación (Antimano) donde llegaban los tranvías eléctricos provenientes del terminal ubicado en la Plaza Bolívar, Eliodoro González Poleo mandó a pintar un mural con el nombre de su producto bandera: Ponche Crema

Le encantaba Caracas y era lógico, eran apenas 90 mil habitantes que vivían sin tropezarse, mientras una brisa plácida provenía del río Guaire cristalino y flaqueado por cipreses.

La primera botella en que se envasó Ponche Crema, 1911
La primera botella en que se envasó Ponche Crema, 1911

Una vez Castro en el exilio, su “compadre” Gómez, mucho más práctico que Guzmán y bastante menos ingenuo que Castro, había pagado la deuda externa con las exportaciones de café; y Venezuela entera, al fin pacificada, flotaba como una balsa feliz sobre las aguas del orden, la paz y el trabajo, sin que nadie se detuviera a pensar si era por respeto o por terror.

LicoreriaCentral

Unos años antes, Don Eliodoro fundó su Licorería Central en la zona más comercial del centro de Caracas.

Gotas Amargas Aromáticas, uno de los primeros productos concebidos y elaborados por Eliodoro González P., ideal para restarle el dulzor a ciertos licores
Gotas Amargas Aromáticas, uno de los primeros productos concebidos y elaborados por Eliodoro González P., ideal para restarle el dulzor a ciertos licores

Se interesó también por la química y fue entonces cuando decidió hacer perfumes, para lo cual mantenía relaciones con la gente de Jean Marie Fariñas, de Francia.

liodoro González fue el primer publicista de exteriores que tuvo Caracas. Además de los anuncios de prensa promoviendo el Ponche, mandó a pintar un muro con el nombre del producto en la calle La Estación, que se adelantaría a las modernas vallas que vinieron después
Eliodoro González fue el primer publicista de exteriores que tuvo Caracas. Además de los anuncios de prensa promoviendo el Ponche, mandó a pintar un muro con el nombre del producto en la calle La Estación, que se adelantaría a las modernas vallas que vinieron después

Con el paso del tiempo, Eliodoro González P. comenzó su grandiosa labor de experimentar bebidas con base en elementos criollos: comenzó a trabajar con la leche, agregando huevos, añadiendo azúcar y colocando la ingenua mezcla del más puro alcohol de uva.

AvisoDiario

Hoy por hoy, es sin lugar a dudas, uno de los secretos industriales mejor guardados del mundo.

Patente de Industria y Comercio, Ponche Crema. Año 1904. Firmado de puño y letra por el para entonces Presidente Provisional de los Estados Unidos de Venezuela, Cipriano Castro, mejor conocidos como El Cabito
Patente de Industria y Comercio, Ponche Crema. Año 1904. Firmado de puño y letra por el para entonces Presidente Provisional de los Estados Unidos de Venezuela, Cipriano Castro, mejor conocidos como El Cabito

Es así, como nace en el año 1900 algo único, irrepetible e inimitable, PONCHE CREMA, único de Eliodoro González P. Fue registrado como producto de su propia invención, dando prueba de sus ingredientes, pureza y calidad.

Registro de Marca de Ponche Crema. Año 1900
Registro de Marca de Ponche Crema. Año 1900

Así posicionó Eliodoro su producto desde un primer aviso (del que se tenga noticias), publicado el 15 de febrero de 1901  en el diario “El Noticiero” en el que se lee, seguramente en las propias palabras de su inventor: “Este agradable y ya acreditado Ponche, se vende en “La Francia” y en “La Mejor”… sin duda, dos de los mejores establecimientos de Caracas, que, a la vez eran pastelerías, restaurantes, y donde, por supuesto, también se podía disfrutar de una copa de buen licor.

Sin embargo, Ponche Crema nunca fue percibido como una bebida alcohólica, en el sentido estricto del término, y parecía una obsesión de Don Eliodoro el que querer apartarlo de todo cuanto se pareciera con el ron o el anís y hasta con el mismo vino.

Primera Etiqueta de Ponche Crema. Año 1900
Primera Etiqueta de Ponche Crema. Año 1900

Fue en 1904 cuando el mismo Cipriano Castro, Presidente de los Estados Unidos de Venezuela, hizo constar de su puño y letra, el otorgamiento de la patente.

Colocación manual de Bandas Fiscales para el Impuesto de Licores , en la Embotelladora de Ponche Crema año 1952
Colocación manual de Bandas Fiscales para el Impuesto de Licores , en la Embotelladora de Ponche Crema año 1952

Con la misma seguridad acerca de sus sueños, Don Eliodoro, se sintió como un Colón al revés, Es decir, quería conquistar el viejo mundo. Uno a uno, fue visitando los eventos más prestigiosos donde competían alimentos y bebidas del mundo entero, y dondequiera que llegaba su Ponche Crema, aquella poción irresistible que descubrió en la trastienda de su casa, se consagraría como por arte de magia.

PremioFrancesPoncheCrema

Causó sensación en la Feria Mundial de San Luis, la primera que reunió los inventos y novedades del recién llegado Siglo XX. Los ingleses le otorgaron el “Gran Prix” en aquel Palacio de Cristal  en el propio centro de Londres. Fascinó a todo el que lo probó en la Exposición Marítima Internacional de Burdeos, y doblegó la arrogancia de los franceses en el Salón de Alimentación e Higiene de París.

El Legado que dejó a Caracas

Dicen que jamás perdió la compostura con exageraciones ni enunció a su discreta sencillez; que de no haberse ido tan pronto, habría hecho de Ponche Crema la bebida más famosa de Latinoamérica, que habría pintado cada muro desde México hasta La Patagonia, pero una angina de pecho se lo llevó  en pleno Carnaval de 1923,

Pero nos dejó, mucho más que una bebida, una maravillosa tradición que nos representa y nos enorgullece, un legado de sueños realizados y logros por venir que sólo él pudo entrever hace más de un siglo y que permanece en cada etiqueta que donde se lee: Único de Eliodoro González P.

PoncheFabrica

¡Ahí viene la bola…Y se poncha!

El sábado 12 de enero de 1946, se iniciaba en el estadio de San Agustín nada, menos que el primer Campeonato de Beísbol venezolano, cono los primero 4 equipos que acapararían la intensa la intensa afición por este deporte que perdura hasta nuestros días: Magallanes, Vargas y Cervecería Caracas.

José de la Trinidad "Carrao" Bracho, pitcher venezolano. Año 1946
José de la Trinidad “Carrao” Bracho, pitcher venezolano. Año 1946

Hasta entonces, cada vez que un bateador era “out”, luego de recibir tres “strikes” por parte de “pitcher” inclemente, se utilizaba la expresión sajona “strock out”, pero a partir de la década de los 40, se comenzó a hablar de “ponche”, por lo que el bateador que fallaba era “ponchado”, palabra que venía del “punch out”, igualmente utilizado en el argot del béisbol norteamericano.

Para Ponche Crema tal coincidencia lingüística, en un ámbito tan popular, no podía ser mejor. En efecto, el conocido narrador deportivo Francisco “Pancho Pepe” Cróquer inmortalizó la frase: “Ahí viene la bola…Y se poncha!.. Ponche rico Ponche, Ponche Crema, el inigualable, el único de Eliodoro González P.

 

Un comentario sobre “El tiempo en una botella de Ponche Crema, Caracas del Siglo XX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s