Caraotas, arroz, mechada y tajadas, el plato bandera

Venezuela tiene varios comidas típicas que la caracterizan. Quizás la más importantes, el Pabellón Criollo. Antes llamado pabellón nacional, es parte de nuestra cultura, la combinación perfecta de distintos sabores y nutrientes: el arroz (los carbohidratos), la carne (grasas y proteínas), y caraotas negras (los carbohidratos con proteínas vegetales).El cronista gastronómico Rafael Cartay nos acerca en su crónica al origen del nombre se tan rica mezcla

Cuéntame

Crónica de Rafael Cartay

El pabellón se llama así porque es un plato emblemático de Venezuela. No olviden que pabellón es sinónimo de bandera nacional. Ese plato, nuestro plato “bandera”, nació a principios del siglo XX.

En 1893 había un restaurante caraqueño llamado El Pabellón Nacional, y en su menú aparecía el pabellón criollo. Se llama así por:

a) estar formado por 3 elementos que se combinan en una estructura tricolor, semejante a la bandera nacional.

b) porque el término pabellón equivale a bandera.

c) los tres colores del plato expresan nuestro mestizaje cultural:el blanco español (el arroz), el negro africano (las caraotas negras) y el marrón del amerindio (la carne de res).

Su nombre cambió de pabellón caraqueño a pabellón criollo en un lapso que va de 1910 a 1940.

TechosRojos
En aquella Caracas de los Techos Rojos,el Pabellón Criollo imponía su colorido y sabores

En 1916 apareció el criollismo en la literatura venezolana con la novela “En este País”, de Luis Manuel Urbaneja Achelpohl

En ese lapso se reafirmó el joropo como baile canto y baile nacional y se produjo el gran encuentro del folclore nacional en 1948, al asumir la presidencia Rómulo Gallegos, nuestro gran novelista. Ese encuentro fue organizado por Juan Liscano, uno de los más grandes poetas venezolanos.

El Pabellón Criollo se hacía con carne mechada frita, como la pata de grillo larense, pero fue sustituida por carne mechada en salsa cuando los portugueses crearon un nuevo modelo de restaurantes criollos en el país.

Poco a poco el pabellón fue cambiando, agregándole nuevos componentes: las tajadas de maduro frito, para llamarse “con barandas”, huevo frito, una rodaja de aguacate y queso rallado.

 

Pero no nunca se sustituyó el arroz por la pasta. Eso será sabroso, pero se trata de un plato diferente.

La Paella, por ejemplo, lleva arroz. Cuando se sustituye el arroz por fideos, se llama fideguá. Es otro plato, no una paella “reencauchada”. Así ocurre con los platos tradicionales, caracterizados por una tradición que se convierten en un elemento identitario.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s